La gestión de residuos, un puente para la inserción laboral

La gestión de residuos, un puente para la inserción laboral

Once personas han conseguido trabajo gracias a su participación en el curso de gestión de residuos, que ha organizado Trobaempleo, la agencia de colocación de Cáritas Huesca. Un total de 20 personas han participado en esta formación, que se desarrolló del 26 de agosto al 16 de diciembre.

Está financiada por Incorpora de la Fundación “la Caixa”. Esta entidad también promovió el curso de Auxiliar de servicios de eventos, realizado hace unos meses y que permitió a las personas participantes obtener el carné profesional de Personal de admisión.

Para superar el curso los alumnos y alumnas han realizado 250 horas de formación. De ellas, se emplearon 50 horas para la parte más técnica, específica para el puesto de trabajo. Otras 100 horas se destinaron a fortalecer y profundizar en habilidades sociales, competencias laborales y alfabetización informática, estas últimas clases se impartieron en la Academia Técnica Oscense.

A mediados de octubre comenzaron las 80 horas de prácticas no laborales. De este modo, afianzaron sus conocimientos en la empresa oscense Grhusa. En unos casos en el área de limpieza viaria y en otros en la planta de residuos.

Para completar esta formación, la mayor parte de los alumnos y alumnas realizaron además un curso de plataformas elevadoras. Se realizó en colaboración con ACF Formación y tuvo una duración de 20 horas. Además, les permitió obtener el carné profesional que habilita para el manejo de este tipo de maquinaria.

Formación para el empleo

Ambos cursos se han impartido cumpliendo las normas vigentes en cada momento. Por lo tanto, se han tenido que adaptar las clases, según lo decretado por las autoridades sanitarias, de modo que se han desarrollado sesiones tanto presenciales como a distancia.

Esta es una acción más que pretende promover la igualdad de oportunidades y mejorar la empleabilidad de personas desempleadas. Muchas de ellas además se encuentran en situaciones de vulnerabilidad. Un objetivo que es una de las prioridades para Cáritas Huesca y especialmente, de Trobaempleo.

El 2020 ha supuesto un reto para la entidad. La nueva realidad, impuesta por la pandemia, ha obligado a cambiar prioridades y a responder a las urgentes necesidades que cada día aparecen. A pesar de la crisis, Cáritas Diocesana de Huesca seguirá acogiendo y acompañando a todas las personas más desfavorecidas, apostando por la justicia social, la formación y el empleo.