Encuentro en Cillas

Encuentro en Cillas

Bajo el lema «Construimos una comunidad que sueña» unas 70 personas, entre voluntarias, participantes y personal laboral, de Cáritas Diocesana de Huesca se reunieron el pasado 4 de junio en el entorno de la ermita de Nuestra Señora de Cillas. Un momento para celebrar el cierre del curso, que también sirvió para recuperar los espacios de encuentro tan limitados los últimos dos años.

La jornada comenzó con una oración compartida, que se enlazó con la presentación de la campaña “Juntos. Actuemos hoy por un mañana mejor”. Una iniciativa que Caritas Internationalis lanzó en diciembre de 2021 y tendrá una duración de tres años. La campaña se centra en el cuidado de las personas y de la casa común, del medio ambiente, desde la mirada de las encíclicas Laudato Sí y Fratelli Tutti del Papa Francisco.

Para sellar el compromiso de Cáritas Huesca con la campaña se plantó una pequeña carrasca mientras varias personas leían algunas ideas relacionadas con la cultura del cuidado.

«Estamos llamados a cuidar de la Creación y de toda la vida que hay en ella. Cuando reflexionamos en nuestra comunidad de Cáritas sobre nuestro proceso de conversión ecológica, debemos recordar que es algo más que una propuesta, es una responsabilidad. Este gesto simboliza una nueva vida que desde nuestra comunidad de cuidado estamos dispuestos a respetar, valorar y mantener.»

Fragmento de la fundamentación de la campaña

«Seamos más pueblo»

Durante la segunda parte de la mañana se desarrolló la actividad principal con el título “Seamos más pueblo”. Un momento que pretendía dar a conocer los diferentes programas en los que se estructura Cáritas Huesca: Programa de Acogida, Programa de Promoción, Programa de Empleo y Animación Comunitaria. Para ello, se recrearon los rincones más característicos de un pueblo como la escuela, el banco, la biblioteca, el parque o el bar, en donde cada programa pudo mostrar su trabajo de una forma lúdica.

Al mismo tiempo, la actividad buscaba visibilizar y reivindicar algunos aspectos como la difícil situación en la que se encuentra el mundo rural. Cada vez más desprovisto de servicios tan básicos y necesarios como el médico o el banco.

Mundo rural

No sólo la denuncia estuvo presente en el encuentro, también la escucha, ya que se compartieron testimonios reales de voluntarias y voluntarios y algunas historias de vida de personas acompañadas por Cáritas Huesca.

Un paseo por los rincones de la representación de este pueblo que culminó con una verbena que hizo mover el cuerpo a todas las personas. Posteriormente, se celebró una Eucaristía y culminó la jornada con una comida compartida. Un agradable y entrañable día que cumplió su objetivo de espacio de encuentro, de información y de reflexión.