Día de la Caridad: “Somos lo que damos. Somos amor”

Día de la Caridad: “Somos lo que damos. Somos amor”

“Somos lo que damos. Somos amor” es el lema de la campaña que lanza Cáritas Huesca con motivo del Día de la Caridad, que se conmemorará el domingo 19 de junio. Un momento en el que la entidad vuelve la vista atrás para hacer balance. El 2021 ha sido un año en el que poco a poco ha vuelto la actividad. Pero ha sido muy difícil todavía por el miedo y las consecuencias de la pandemia.

Cáritas Huesca, durante el año 2021, ha acompañado a 1.973 personas, lo que se traduce en 2.676 personas beneficiarias contando el número de miembros de los núcleos familiares. Además, se han realizado 8.296 respuesta, casi mil gestiones más que en 2020, y se ha destinado 300.830 euros en ayudas.

La edad media de las personas acompañadas es de 35 años y el perfil más frecuente es el de pareja con hijos, hogar monoparental o personas sin hogar. Un 62% del total de las personas tienen entre 30 y 65 años. En cuanto al género, un 53% son mujeres frente al 47% que son hombres.

Cáritas Huesca han atendido a personas de más de cincuenta nacionalidades. Un 6% han sido comunitarias y un 48% extracomunitarias, de las cuales un 19% están en situación irregular y otro 20% son refugiadas.

Balance post-pandemia

El 2020 fue el año de la solidaridad y del vuelco de la gente en colaborar y en echar una mano ante una algo que nos generaba muchas dudas y mucho miedo. Sin embargo, en 2021 nos habíamos cansado del efecto solidario y fue difícil recuperar las cosas porque el miedo persistía”.

Jaime Esparrach, secretario general de Cáritas Diocesana de Huesca.

Como destaca la campaña del Día de la Caridad “Somos lo que damos. Somos amor”, en estos tiempos se hace imprescindible y necesario hacer del amor un faro. Una luz para alumbrar horizontes posibles de esperanza, de oportunidades y de vida nueva capaz de emerger en medio del dolor y la tristeza. Esta profunda crisis hace que nos aferremos al presente, a lo inmediato. La incertidumbre se ha instalado en nuestra forma de vivir y poco nos deja ver del futuro, aunque sigamos haciendo planes y llenando las agendas.

La gravedad de las consecuencias de la pandemia sobre la estructura social, las condiciones de vida de las familias y la inclusión social han marcado un antes y un después para nuestra generación, según el Informe Foessa. Sin embargo, todavía no se pueden calcular los efectos que va a producir en los más jóvenes. El empeoramiento de las oportunidades laborales y sociales, junto con el debilitamiento de las relaciones sociales, generan un mayor aislamiento que hace emerger una sociedad más desvinculada.

“El 2022 lo vemos con otros ojos, con otro carácter y podemos poner en marcha todo lo que hemos aprendido de la pandemia. El 2021 ha sido un año de transición, tanto para los servicios de Cáritas como para muchas de las personas que acompañamos”, comenta el secretario general de Cáritas Huesca en la presentación de la campaña del Día de la Caridad y de la Memoria 2021.