Memoria del Centro de Solidaridad 2021

Memoria del Centro de Solidaridad 2021

El Centro de Solidaridad Interdiocesano de Huesca (CSIH) – Proyecto Hombre atendió a 300 personas y se consiguieron 55 altas terapéuticas durante 2021. Demasiadas personas para una provincia tan pequeña, pero todas ellas encontraron en los profesionales y voluntarios del centro una ventana a la esperanza. Oportunidades e ilusión que llevan tejiendo desde hace 25 años.

Hace 25 años que ofrece atención especializada en adicciones a través de diferentes tipos de servicios: tratamiento de adicciones, prevención escolar y comunitaria, asesoría, formación, campañas de sensibilización hasta orientación. A través de estos programas se han tratado a 121 personas adultas y 19 menores. Asimismo, se ha trabajado con 109 familias y 85 personas del Centro Penitenciario de Zuera y el Centro de Inserción social Rafael Salillas de Huesca.

En cuanto a la adicción de sustancias, el alcohol, con gran diferencia, es una de las drogas más consumidas por las personas atendidas, seguido de la cocaína y el cannabis. En un porcentaje mucho menor aparecen adicciones relacionadas con anfetaminas, poliestimulantes y heroína. También destaca el perfil de personas con problemas de ludopatía y de policonsumo.

Uno de los objetivos del centro es que los jóvenes tengan un futuro sin adicciones y poder dar esperanza a aquellas que han caído en una. Las personas jóvenes son el futuro de la sociedad, pero su edad les hace ver riesgos lejanos e inexistentes. Por ello, hace años que el Centro de Solidaridad realiza charlas de concienciación y sensibilización.

Durante el año 2021, se trabajó con 3.063 alumnos y alumnas de 15 centros escolares diferentes en los que se han llevado a cabo un total de 178 talleres. Se realizan acciones de prevención para reforzar los factores de protección y disminuir los riesgos. Así se pretende evitar el consumo de tóxicos u otras adicciones comportamentales.