Trobaempleo sigue insertando personas a pesar de la COVID

Trobaempleo sigue insertando personas a pesar de la COVID

Casi 840 personas han recurrido durante 2020 a alguno de los servicios que presta la agencia de colocación de Cáritas Diocesana de Huesca, Trobaempleo, lo que ha supuesto un total de 3.065 intervenciones. Esta agencia, que obtuvo su reconocimiento oficial en marzo de 2016, ofrece diferentes tipos de servicios para favorecer la inserción laboral de aquellas personas que lo necesitan.

Durante el año 2020, se gestionaron desde la oficina 134 ofertas y se consiguieron 118 inserciones directas, además de todas en las que indirectamente también se participa o colabora desde la agencia.

Desde Trobaempleo, se realiza intermediación laboral entre las empresas y las personas que buscan empleo, gestionando así mismo, tanto directa como indirectamente, ofertas de trabajo. También se llevan a cabo tareas de orientación o acompañamiento y cursos o actividades formativas para fomentar el empleo.

Cada año Trobaempleo organiza e imparte una serie de acciones formativas sobre sectores o demandas laborales que se detectan en la ciudad. Esta iniciativa, que comenzó hace seis años, pretende promover la igualdad de oportunidades y mejorar la empleabilidad de personas desempleadas.

Formación para el empleo

A pesar de que el año pasado se impuso la realidad pandémica se desarrollaron dos cursos (auxiliar de servicios de eventos y gestión de residuos). Estas formaciones ayudaron a que un buen porcentaje de personas encontraran un trabajo.

“Estoy agradecido porque he conseguido trabajo y espero que dure un poco. Ahora mismo llevo unos tres meses desde que acabamos el curso, que fue cuando me llamaron. Ojalá que me quedara como un clavo en este trabajo”.

Said, uno de los alumnos que consiguió trabajo en Grhusa gracias al curso de Gestión de Residuos Urbanos.

Reconoce que es un trabajo que le gusta y que en la formación ha aprendido muchas cosas, como por ejemplo cómo reciclar correctamente o cómo funciona una planta de reciclaje. Además, explica que tuvo la suerte de acceder al curso, porque estaba registrado en la oficina de Trobaempleo. “Ya había hecho otros cursos antes, como el de electricidad y también, hace dos años, empecé el de Grhusa pero lo tuve que dejar sin acabar. Por eso, cuando salió este año me volvieron a llamar para hacerlo”.

Carlos también se encontraba en búsqueda activa de trabajo cuando lo llamaron para hacer el curso de gestión de residuos urbanos. Una acción que le ha permitido reciclarse laboralmente y volver a trabajar, en la misma empresa que su compañero.

“He aprendido mucho, he encontrado trabajo y estoy a gusto, además cuenta que se siente orgulloso de poder mantener la ciudad limpia. La labor de Cáritas está muy bien porque te ayudan a buscar trabajo y los cursillos siempre van bien. Aprendes y consigues un puesto de trabajo, que es muy importante tal y como están las cosas».

Carlos, otro alumno del curso de gestión de residuos urbanos.

Trobaempleo: insertando personas

Tras este éxito y el aumento de la demanda de personal para el ámbito de la limpieza, este año está previsto que se realicen dos nuevas ediciones del curso de gestión de residuos, uno especializado en gestión viaria y otro para una planta de reciclaje.

El objetivo último de Cáritas es acompañar a las personas en su proceso de inserción sociolaboral y facilitarles herramientas para que puedan hacerlo de la forma más autónoma posible. El último paso de esa evolución es conseguir un trabajo.

En estos momentos tan complicados animamos a que, tanto las personas como las empresas, aprovechen todos los servicios de Trobaempleo. Además son gratuitos para ambas partes.