Cooperación Fraterna

La dimensión de Cooperación Internacional pretende denunciar a la sociedad y en especial, a la comunidad cristiana, las situaciones de pobreza y de exclusión existentes, despertando las conciencias para que propongan soluciones para enfrentarlas. Asimismo, dar a conocer a la sociedad el trabajo que Cáritas realiza para combatir la pobreza, invitando a colaborar y comprometerse con ella. Esta labor se afianza con la dinamización de las campañas institucionales de Cáritas, así como la elaboración y difusión de materiales informativos, artículos y entrevistas en los medios de comunicación social. En este sentido, merecen una atención especial, las tradicionales Jornadas de Solidaridad, que se celebran, desde hace 8 años, a finales del mes de noviembre.

Programa destinado a la coordinación de diferentes iniciativas en favor de los países más empobrecidos, tanto desde la respuesta a situaciones de emergencia, como desde el apoyo específico a proyectos de cooperación y desarrollo en esos países, como desde la sensibilización social y la colaboración indirecta a través del proyecto de Comercio Justo.

La actividad de Cáritas no sólo se reduce a atender a los más necesitados de la Diócesis de Huesca sino que asiste, en la medida de lo posible, las pobrezas existentes en este mundo tan globalizado. A ello responde el programa de Cooperación Internacional de Cáritas Huesca.

Comprende los tres proyectos siguientes

El Proyecto de Comercio Justo contribuye a potenciar un comercio que retribuya, con un precio justo, los artículos de pequeños productores y artesanos del Tercer Mundo, frente a los precios abusivos impuestos por el comercio internacional, dominado por las grandes multinacionales. Además de promover iniciativas para sensibilizar a la sociedad sobre este problema y difundir la necesidad de un cambio en nuestros hábitos de consumo, el proyecto gestiona una Tienda de Comercio Justo en Huesca, sita en la calle Cuatro Reyes, 8. Se encargan de su gestión diaria 22 personas, voluntarias de Cáritas Huesca. Fotografías

El Proyecto de Cooperación y Desarrollo pretende realizar ayudas directas en poblaciones del Tercer Mundo, destinando a tal efecto el 1% del presupuesto anual de Cáritas. Los últimos años se ha trabajado en las siguientes regiones del mundo: 

De 2008 a 2012, Cáritas Diocesana de Huesca colaboró con Cáritas Jerusalénen un proyecto con mujeres palestinas de Ramallah, mediante la adquisición de productos artesanales para su distribución en la Tienda de Comercio Justo de Huesca.


En 2013, Cáritas Diocesana de Huesca decidió centrar su apoyo internacional en una región, para mantener cierta continuidad en su línea de desarrollo. Desde entonces, se ha colaborado en varios proyectos en Senegal, dada la importante presencia de comunidad senegalesa afincada en Huesca. De este modo, en 2013 se colaboró en un programa de refuerzo de las capacidades productivas de los pequeños productores vulnerables en el valle del río Senegal, en el departamento de Podor, de Saint-Louis. Asimismo, en 2014, se ha apoyado otro proyecto relacionado con el desarrollo agrícola. En este caso, se ha trabajado con la Unión de Mujeres Productoras de Ross-Bethio, en la misma región de Saint-Louis, con el fin de impulsar iniciativas económicas de mujeres en el medio rural. 

Además, en 2014, se entregaron 2.500 euros para Cáritas Tánger (Marruecos) y 2.500 euros para la Delegación de Migraciones de Tánger (Marruecos).

El Proyecto Campañas de Emergencia desarrolla y coordina en el ámbito diocesano las campañas de emergencia promovidas por Cáritas Internacional con motivo de grandes catástrofes producidas en cualquier punto del mundo. En 2014, Cáritas Diocesana de Huesca entregó a Cáritas Española 13.039,24 euros para las emergencias en Gaza-Jerusalén, Filipinas, Haití, Somalia y para la Iglesia Perseguida.