HAITÍ

HAITÍ

Tras los graves efectos del nuevo terremoto de magnitud 7,2 en la escala Richter que asoló la zona de Les Cayes y Jeremie, en Haití, el 14 de agosto de 2021, la red de Cáritas se ha coordinado para dar respuesta humanitaria.

Unas 1.300 personas han perdido la vida, según reflejan los últimos datos disponibles. Cáritas Haití ha informado de que el seísmo ha dejado también cientos de heridos e importantes daños materiales.

Consecuencias terremoto Haití

Las comunicaciones con las zonas siniestradas siguen activas y, al menos en Les Cayes, la actividad de la ciudad no ha quedado colapsada. Los equipos de la Cáritas local han comenzado a distribuir ayuda de emergencia a los damnificados, a cuantificar el alcance de los daños y a evaluar las necesidades más urgentes a corto y medio plazo, en medio de la incertidumbre y el temor generados por las réplicas del seísmo que se vienen repitiendo desde el pasado sábado.

El epicentro del terremoto es uno de los escenarios donde Cáritas Española ha centrado, junto a Cáritas Les Cayes, sus esfuerzos de reconstrucción puestos en marcha tras el devastador terremoto de enero de 2010, durante los últimos 10 años.

Para canalizar la solidaridad de los donantes de nuestro país hacia las víctimas de este nuevo desastre natural, Cáritas Española ha lanzado una campaña de solidaridad con Haití. Al mismo tiempo se ha movilizado una partida de 100.000 euros para apoyar la ayuda a las personas damnificadas.

Once años después del devastador terremoto del 12 de enero de 2010, otro nuevo desastre natural golpea a Haití. Tras la primera catástrofe natural Cáritas Española se volcó en el apoyo a las necesidades humanitarias de esa emergencia y los planes de reconstrucción.

Apoyo de Cáritas Española

Durante la última década, nuestra Confederación en España ha canalizado hacia este país caribeño más de 25 millones de euros. Todo ello, gracias a las aportaciones de los donantes españoles a través de la campaña de solidaridad “Cáritas con Haití”, lanzada a raíz del seísmo.

Además, en los dos años siguientes el país tuvo que afrontar nuevas emergencias humanitarias provocadas por el impacto del huracán “Tomás” en 2010. Fue seguido por un brote de cólera en 2011 y dos huracanes, “Isaac” y “Sandy”, en 2012. Los huracanes se han sucedido hasta el día de hoy, con especial impacto de “Mathew” en 2016, que provocó más de 800 víctimas y grandes destrozos.

A medida que la población haitiana iba recuperando su derecho a una vivienda y se estabilizaba las necesidades generadas por la emergencia del terremoto, el apoyo de Cáritas Española ha puesto el foco en los programas de educación primaria y formación profesional. Asimismo, se han promovido proyectos de seguridad alimentaria que permitan a la población local producir sus propios alimentos y generar sus modos de vida.

Todas las actividades están orientadas a incrementar la resiliencia de las comunidades ante posibles desastres naturales. Desde 2016, se han llevado a cabo más de 20 proyectos financiados por Cáritas Española. De forma general, se han abordado los capítulos de alimentación, agua y saneamiento, salud, educación, vivienda, empleo y capacitación laboral. Les Cayes, epicentro ahora de nuevo con este terremoto, ha sido uno de los lugares donde se han concentrado los mayores esfuerzos de la campaña.

En este último cuatrienio la aportación de Cáritas Española a Haití ha sido de 5,2 millones de euros.

Solidaridad de Cáritas y la Iglesia latinoamericana

La respuesta a Haití ante este nuevo desastre natural por parte de toda la red Cáritas y del conjunto de la Iglesia latinoamericana está siendo inmediata.

En un comunicado conjunto, el Secretariado Latinoamericano y Caribeño de Cáritas (SELACC), el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Religiosas y Religiosos (CLAR), la Confederación Interamericana de Educación Católica (CIEC) y la Red Eclesial Latinoamericana y Caribeña de Migración, Desplazamiento, Refugio y Trata de Personas (CLAMOR), “se unen con profundo dolor para acompañar y apoyar a Haití en esta hora de incertidumbre y dolor”.

¡Gracias por colaborar con esta emergencia!