Una convivencia inclusiva para todas las personas

Una convivencia inclusiva para todas las personas

En los próximos meses unas 300 personas en la ciudad altoaragonesa se verán abocadas a la irregularidad sobrevenida debido a la denegación de sus solicitudes de refugio y expulsados de los programas de acogida. Cáritas asegura que es una realidad que se está imponiendo en la mayor parte de nuestros pueblos y ciudades, e incluso en territorios pequeños como Huesca.