La Agencia de Colocación de Cáritas, nexo entre los trabajadores y las empresas

La Agencia de Colocación de Cáritas, nexo entre los trabajadores y las empresas

La Agencia de Colocación es el servicio perteneciente a Cáritas Diocesana de Huesca para que los demandantes de empleo encuentren una salida laboral.

Desde el año 2016, se trabaja de forma directa con los participantes y con las empresas para crear nexos de unión entre ambas partes. La principal función es crear puestos de trabajo, además de realizar un seguimiento a estas personas antes, durante y después de esa búsqueda de empleo.

Queremos prestar un servicio de calidad, que el usuario este acompañado en todo momento. Durante la pandemia hemos hecho un seguimiento a nuestros usuarios y sus allegados, para saber si estaban bien, si encontraban trabajo, si habían sufrido un ERTE. Damos mucha importancia al acompañamiento y al seguimiento con el usuario”, explica un técnico de la entidad Jorge Torre.

La agencia de colocación, que desde 2017 tiene su oficina en la plaza Unidad Nacional, atiende a personas con perfiles muy dispares. Acuden jóvenes oscenses, que buscan su primer empleo, refugiados con alto nivel académico con problemas para convalidar sus estudios o personas muy vulnerables.

“Los perfiles son muy variados y a cada persona le acompañamos con el itinerario más acorde. Hay quien directamente pasa al servicio de intermediación y colocación y otros necesitan el servicio de orientación o los talleres de empleabilidad. Realizamos ciclos formativos, aulas virtuales para elaborar un curriculum o manejar el word. Algunas de las personas que vienen a inscribirse no son capaces ni de enviarnos su curriculum por correo, acciones que parecen simples, pero no lo son para las personas de mayor vulnerabilidad, bien porque no tienen acceso a las nuevas tecnologías o no saben utilizarlas por lo que se hace más difícil que encuentren un trabajo”.

Trabajo a distancia y crisis económica

Durante el Estado de Alarma y aún en la actualidad, la Agencia de Colocación ha visto modificado su manera tradicional de trabajo, pasando al teletrabajo la mayoría de tiempo lo que complica una labor donde la cercanía es fundamental en muchos casos. Ahora que se ha impuesto el distanciamiento social tienen que combinar el trabajo presencial con el telemático, perdiendo en este último caso parte de la esencia del acompañamiento y seguimiento.

“Nuestro trabajo no finaliza cuando la persona encuentra trabajo. La temporalidad hace que muchos de esos trabajos solo duren unos meses y luego la persona vuelva a inscribirse. Hay gente que no pasa el periodo de prueba, por lo que el seguimiento es constante. Más en estos momentos en los que la crisis, de nuevo, ha golpeado fuertemente a la clase trabajadora que es el perfil de personas que acuden a nosotros.

El distanciamiento dificulta el seguimiento, pero nosotros vamos a poner todo el esfuerzo para que el usuario tenga esa sensación de acompañamiento en todo momento”.

A causa de la pandemia ha aumentado todavía más la precariedad en el mercado laboral. Desde la Agencia de Colocación saben que les queda por delante mucho trabajo. Para ello, están adaptándose a estos nuevos tiempos, con el fin de dar una respuesta efectiva a las nuevas necesidades.