25 personas ucranianas acogidas en Carmelitas

25 personas ucranianas acogidas en Carmelitas

El Centro de Acogida Temporal de Cáritas Diocesana de Huesca, ubicado en la antigua residencia de Carmelitas, ha acogido hasta el momento a veinticinco personas de ocho unidades familiares diferentes. El pasado 18 de abril las seis familias que residían en el centro temporal de Cáritas Huesca se trasladaron a la residencia de Alcalá de Gurrea. Un recurso que pertenece al dispositivo oficial del Programa de Refugiados, gestionado por Cruz Roja en Huesca.

Tras la entrada de estas familias al dispositivo oficial el pasado 18 de abril, el centro ha quedado vacío, a la espera de nuevas necesidades que puedan surgir. “Por el momento no nos planteamos dar el cierre definitivo a este recurso. Queremos esperar unas semanas por si surgieran nuevas situaciones de emergencia”, explica Jaime Esparrach, secretario general de Cáritas Diocesana de Huesca.

El perfil más habitual de las familias acogidas ha sido el de mujer con hijos. Concretamente han pasado por el centro doce adultos, de los que únicamente tres han sido hombres, y trece menores, siete niños y seis niñas. La gran mayoría accedieron al centro durante el mes de marzo, salvo dos familias que los hicieron en abril. La media de estancia en el centro ha sido de dieciocho días.

Labor voluntaria

Durante su estancia en el centro, se han intentado cubrir sus necesidades básicas. Especialmente de alimentación, higiene, medicamentos, ropa y medios tecnológicos, ya que los menores siguen recibiendo clases desde Ucrania de forma online. Asimismo, se les ha apoyado con la resolución de la burocracia necesaria. Fundamentalmente se han desarrollado gestiones para la obtención de la protección internacional, que les permite residir en España temporalmente; la escolarización de los menores en centros de la provincia y la asignación de un centro de salud.

Todo ello, junto con la acogida de las personas, la traducción, la limpieza y mantenimiento de las instalaciones y las clases de castellano, se ha llevado a cabo gracias a la labor 76 personas voluntarias. Un grupo que nació del “desbordante” recibimiento de ofrecimientos que emergió tras su llamada masiva del pasado 7 de marzo.

Un llamamiento que contó con la respuesta directa de 218 personas interesadas en colaborar con la causa. A partir de allí, se realizaron diferentes equipos de trabajo en los que participaron: 36 personas en acogida (32 mujeres y 4 hombres), en traducción 11 personas ucranianas (10 mujeres y 1 hombre), en limpieza y mantenimiento 20 personas (12 mujeres – 8 hombres) y para las clases de castellano se ofrecieron 9 mujeres. De todas ellas, diez personas ya tenían vinculación previa con Cáritas Huesca.

Ante la solidaria respuesta que hemos obtenido desde que empezó la emergencia, “queremos agradecer de nuevo la generosidad de toda la sociedad oscense y de su tejido empresarial, diocesano y asociativo”, subraya el secretario general de Cáritas Huesca.

“Queremos mostrar nuestra gratitud también por la rapidez en que se ha procedido para dar respuesta a esta situación del pueblo ucraniano. Y queremos recordar que existen otras muchas personas que llegan a nuestro país cada día huyendo de guerras, violencia y pobreza. Pero no encuentran una acogida tan generosa. Ojalá esta desagradable situación nos ayude a reflexionar, aprendamos y continuemos caminando hacia sociedades más justas, que no descarten a ninguna persona”

Jaime Esparrach
Carinsertas con Ucrania

El próximo 20 de mayo en el Festival Moda Re- Carinsertas, la empresa de inserción de la entidad, celebrará un sorteo solidario por la paz y con la intención de colaborar con la emergencia de Ucrania.

Los boletos se pueden adquirir en diferentes puntos de la ciudad. Entre ellos, las tiendas Moda Re y Trobada Mueble y + y en la Tienda de Comercio Justo de Cáritas Huesca. Se puede encontrar más información, consultar las bases o los regalos en el Instagram @Carinsertas_hu.